¿Cómo funcionan los juegos de Casino con Dealer en vivo?

Las grandes casas de apuestas tienen su sección de Casino bastante bien definida. En lo que respecta al apartado de Casino en vivo, siempre es importante tomar en cuenta algunas cosas. Ya sea Blackjack, Ruleta o Póquer, en los Casinos en vivo siempre habrá un Dealer para supervisar todo. A continuación mencionaremos los detalles más importantes a la hora de juegos de Casino con Dealer en vivo.

¿Cómo es el funcionamiento de los juegos de Casino con Dealer en vivo?

Un Dealer es la persona que reparte las cartas o recibe las apuestas en una mesa de Casino. Esa persona puede ser asignada por la casa o escogida por los mismos jugadores. Por lo tanto, es imperativa su presencia en las apuestas en vivo.

Los juegos de Casino en vivo deben funcionar con un software. Ya sea de Microgaming, PlayTech o cualquier otra compañía, es necesario que exista un software para acceder al contenido. En algunos casos, el jugador tendrá que tener un reproductor flash instalado, algunas casas de apuestas lo piden. En este ejemplo, se puede mencionar el Casino en vivo de Bet365, la casa te pide reproductor flash.

Una vez ya en el portal, se podrá acceder a distintas salas del juego de su preferencia. Una vez en el juego, un crupier le dará la bienvenida y tendrá total acceso al Dealer, que le dará las reglas del juego e iniciará las partidas. Hay que considerar que todo esto es en tiempo real, con material real, como si se tratara de cualquier Casino grande en Las Vegas.

Dependiendo de la sala que se haya escogido o de la casa de apuestas, el Dealer debería hablar en el idioma del jugador, o en su defecto, lo hará en inglés. Esto hay que tomarlo en cuenta para los jugadores latinoamericanos, ya que algunos no dominan este idioma y esto puede ser un problema. Sin embargo, no lo es para jugadores más profesionales.

Una vez las apuestas estén hechas, el Dealer comenzará el juego y si el usuario resulta ganador, el Dealer se lo hará saber. Lo mejor de todo esto es el hecho que sea tiempo real. De un punto del mundo a otro, sin tener que ir hasta allá. Todo un milagro de la tecnología.